Educación y Necesidades Sociales

Educación, Profesor, Reflexiones

Considero que la educación a lo largo de los años, ha dado respuesta a la incertidumbre al respecto de algunos temas que son de interés general, o de grupo, pues a través de las investigaciones, se han logrado descubrimientos que favorecen nuestra comprensión de los fenómenos naturales y procesos que forman parte de nuestro entorno y nuestra cotidianidad, contribuyendo así, al mejoramiento de nuestra calidad de vida individual y la vida en sociedad. Sin embargo, es relevante destacar, que precisamente, el hecho de sea a través del interés de grupos colectivos, la educación, ha se ha ido politizando al grado de alterar los resultados o beneficios que podríamos obtener de esta, pues los preceptos y procesos bajo lo cuales se otorga la educación formal, cambian a la vez que cambian nuestros gobernantes, y los intereses políticos sindicales, haciendo referencia a México. Lo que trae como consecuencia la inestabilidad en cuanto a los propósitos que vemos en la educación que queremos, el para qué educamos, qué tipo de ciudadanos esperamos formar, estableciendo prototipos distintos y de acuerdo al partido en el gobierno, cada cierto tiempo. Si considero que se da respuesta a la sociedad, pero no a las necesidades que realmente deberían satisfacer los propósitos educativos.

Es importante, a la vez, reconocer que han existido avances muy significativos al respecto, pues sobretodo, en cobertura, el derecho a la educación se ha ampliado, ya que a diferencia de en el pasado, hoy existen leyes que regulan el otorgamiento de la educación a todos los ciudadanos, y no solo a una clase social en particular; pero es imposible decir que la educación que reciben todos los ciudadanos es la misma, pues aunque la educación hoy en día es para todos, en gran medida, la calidad educativa que reciben las personas, se sigue determinando, o sigue siendo influida por la clase social a la que se pertenece, al área geográfica en la que se vive, y a los intereses políticos tanto del sindicato, como del gobierno.

En ese sentido, la participación del maestro es fundamental, pues independientemente de estos factores, y de la clase social en la que se esta trabajando, debemos realizar un trabajo con ética y calidad, basados en los contenidos curriculares que plantea el plan, y con la idea que saber que tipo de ciudadanos queremos, y no solo ir a la escuela a cumplir un horario, sino con una actitud positiva, motivadora, con animo investigador, conociendo el entorno y a nuestros alumnos. Aspectos que en gran medida se pueden lograr a través de la sociología de la educación, que nos brinda la oportunidad de identificar y conocer las relaciones entre las instituciones educativas, así como de estas con la sociedad, con quienes trabajamos en ellas, con los alumnos, y con quienes participan de estos procesos.

Hace falta plantearnos realmente, cuáles son las necesidades de la sociedad, a qué ciudadanos queremos formar para el futuro, y cuales son las exigencias laborales, sociales y contextuales que nos exige el presente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s